2013 (junio): solsticio de verano

El caudal del Cinca ha disminuido mucho más rápidamente de lo que esperábamos y ha pasado en tan sólo 72 horas de 807 a 175 m3/s. Pero, ¿qué puede hacerse un domingo por la mañana sin posibilidad de subir al Ésera como estaba programado?. El bajo Cinca siempre está ahí, al lado de casa, muy modesto pero siempre dispuesto a recibirnos pase lo que pase. Con 175 m3/s está muy plano, soso, aunque en algunos tramos hay olas de 2 metros que nos han alegrado un poco el descenso. Contemplar los efectos de la riada desde dentro del río ha sido, hoy, lo más interesante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en kayak, ríos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s