FunRunner 70 vs. Dagger RPM

Había olvidado las sensaciones de remar con una Dagger-RPM, el barco con el que muchos aprendimos la técnica básica del piragüismo de río y con el que nos iniciamos en los ríos de montaña de dificultad media. Hacía unos días que había probado la FunRunner 70, un barco de JacksonKayak pensado para descender ríos III-IV con tranquilidad y salí tan contento y con tan buenas sensaciones del agua que empecé a sentir cierta nostalgia de la vieja RPM y muchas ganas de compararla con la FR70 pensando que pocas diferencias habría, así que le pedí a Iñaki que me prestara su vieja RPM con la que todavía anda dando guerra por el río.
De nuevo el Noguera Pallaresa me acogió, esta vez con muy poca gente en el agua, con nubes y una ligera llovizna que apenas duró unos minutos. Nada más montar y dar unas paladas me di cuenta de la gran evolución que han tenido en los últimos años los kayaks de descenso y de lo ajeno que yo había estado a esos cambios mientras hacía eslalon, eslalon y más eslalon.

En cuanto a la comodidad está claro que se ha producido un gran cambio en estos últimos años. La FR70 es un auténtico sofá, un barco comodísimo con el que puedes estar varias horas en el agua sin notar las molestias típicas de la postura. La RPM, sin ser un barco incómodo, se queda muy atrás en este apartado y queda claro que es un barco duro y anticuado en este aspecto.

Por lo que respecta a la navegación he de decir que la Dagger-RPM sigue siendo un buen kayak pero en este reencuentro me ha parecido muy pesado y lento. Sinceramente no lo recordaba así. Aunque la RPM es 26 cm más larga cuesta mucho más moverla y que coja velocidad y en muchos momentos he tenido que palear duro para conseguir entrar en una contra con rapidez. Ahora bien, sigue siendo una delicia clavar la cola en la contracorrinte y ver como candeletea con absoluta seguridad, cosa que no he podido conseguir con la FR70 debido al volumen que lleva en popa.

En cuanto a la estabilidad la FR70 gana de calle. Mientras que la RPM te obliga a andar atento con la cola y mantener la postura correcta en el barco, con la FR70 puedes olvidarte de esa inestabilidad en la popa si andas algo despistado, de modo que puedes concentrarte más en la lectura del río o en sentir las sensaciones del agua al entrar en una contra, al tomar corriente o, simplemente, al navegar y buscar la trayectoria. Si fuerzas el canteo al tomar corriente, por ejemplo, la FR70 cantea al límite con absoluta seguridad. Eso se debe a su estabilidad secundaria que te permite desconectar y disfrutar de otros aspectos de la navegación.

El surfeo es mejor y más suave en la FR70 y en ese aspecto JacksonKayak es difícilmente superable. Sin embargo la RPM sigue siendo estupenda para meterse en una ola y estar un buen rato sin salir moviéndote de un lado para otro.

En definitiva, la RPM ha quedado anticuada pero sigue siendo un buen barco, aunque pesado y algo lento que exige más esfuerzo físico (he salido bastante más cansado del agua que el tro día con la FR70). El precio puede ser un factor determinante ya que la FR70 cuesta casi el doble.

Taco, 15 octubre 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s