Vajda: Smurf

Cuando nuestros benjamines y alevines empezaron a andar bien en piragua, Gerard y yo mismo nos empezamos a plantear la necesidad de buscar un barco que pudiera sustituir a los viejos y machacados kayaks de fibra con los que habían aprendido. Los clásicos para niños de marcas como Galasport,  DoubleDutch o Caimán eran una opción interesante pero el precio era excesivo para nosotros. En el verano de 2009 asistí a un curso de tecnificación de la RFEP en Sort (Lleida) y Aritz Fernández me aconsejó la Vajda Smurf. Efectivamente, hacía pocas semanas que Jon Erguin había traído desde Bratislawa el último barco de Vajda especialmente pensado para los más pequeños. Los resultados en el ATSS todavía no eran concluyentes pero parecía que estaba dando buenos resultados. Nos arriesgamos a comprar este barco ya que el precio era muy interesante de modo que en diciembre de ese mismo año Mario, Miquel y Paula estaban remando ya con este kayak. Pocos meses después Jordi se animó y ahora son ya 4 las Smurf que hay en el Club. Aquí tenéis la evaluación después de casi 3 años de remar con él:

Material: Es de un plástico llamado Styrolight revestido de resina sintética que apenas alcanza los 10 Kg. Este peso se acerca más a un barco de fibra que a los tradicionales de plástico como la Fox-Perception y no supone al niño demasiado esfuerzo llevarlo al agua. Las dimensiones y la forma del barco son, además, las estándar del slalom (ICF) por lo que puede competirse con ella en cualquier prueba autonómica, nacional o internacional.
Resistencia a golpes: Llevamos desde diciembre de 2009 con las Smurf y ya tenemos una idea bastante aproximada del resultado. Hemos remado en canales fáciles (Sort, Ponts, Millau y Fraga) y los ríos en los que hemos remado se han portado bien con nosotros (Noguera Pallaresa, Segre, Cinca). Sin embargo existen problemas que han ido apareciendo: La sujeción del asiento no está bien diseñada, es de plástico y se rompe con facilidad. Su reparación es complicada. Hay que revisar continuamente la cola del barco ya que se abre con el tiempo y hay que reparar con Araldit y canto de kevlar.
Navegabilidad: Muy buena. Es un barco muy noble, de gran estabilidad y que gira muy bien por lo que las maniobras son muy asequibles para los niños.
Calidad de construcción: Los 3 primeros que compramos tienen la bañera de carbono y el asiento está muy bien anclado. La última unidad, sin embargo, tiene peor calidad de construcción: la bañera es de plástico y el asiento no está demasiado bien ajustado al casco y se suelta con facilidad. No sabemos si Vajda ha rebajado la calidad ahora que el producto está más afianzado en el mercado o bien nos colaron un barco de test.
Peso y talla del palista. Muy bien pensado para niños de hasta 50 kg

¿Recomendable?: Es el barco ideal para niños que empiezan ya que les da mucha seguridad y progresan rápidamente. El precio es, además, muy interesante. El eskimotaje, como con cualquier barco de slalom se aprende rápidamente. Sin embargo el mismo modelo se vende en fibra que da menos problemas a la hora de repararlo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s